Para erradicar el acoso escolar en los diversos niveles educativos en el estado de Nuevo León, y disminuir las crisis de inseguridad en los planteles, la diputada Tabita Ortiz Hernández, del Grupo Legislativo de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Educación del Estado de Nuevo León. Lo anterior, para que sea obligación del Estado, vigilar que en el interior o en los alrededores de los planteles educativos no se distribuyan ni se consuman drogas psicotrópicas o enervantes, así como evitar la portación de armas de fuego y/o objetos punzocortantes, evitando hechos en donde los alumnos atenten contra su vida, e incluso contra la de sus compañeros y maestros. “Ante la falta de un indicador que mida factores de riesgo que puedan conducir al acoso escolar, es importante que los planteles educativos de la entidad cuenten con un indicador que proporcione a los directivos y al personal docente una herramienta para tomar decisiones para garantizar la seguridad de sus estudiantes y su personal”, señaló Ortíz Hernández. Así mismo, busca crear un sistema de mediación que sirva a las autoridades y docentes para prevenir este tipo de conductas esto, agregando la fracción XX al Artículo Tercero de la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar del Estado de Nuevo León, incluyendo el término “Bullyingtómetro”, como el medidor de indicadores de riesgo en materia de acoso escolar, mediante una escala mensurable que permita emprender las acciones adecuadas por parte del personal escolar para garantizar la seguridad en los planteles educativos. “El ‘Bullyingtómetro’, tiene por objeto detectar e intervenir con acciones para combatir el acoso escolar. Ello, al estructurar y fortalecer las herramientas de aplicación y medición del acoso escolar, para que en tiempo y forma se prevengan futuras fatalidades”, agregó. Y dijo, que mediante esta reforma, se busca incluir las conductas asociales, las cuales se refieren al individuo con una fuerte falta de motivación para participar en la interacción social y/o la preferencia por las actividades solitarias. “Finalmente, compañeros Diputados, la juventud de Nuevo León merece tener un libre desarrollo en su etapa académica, pero también, debe contar con los medios para ello. Por ese motivo, es que desde la esfera competencial del Poder Legislativo, debemos hacer lo necesario para generar mecanismos que salvaguarden su integridad física, buscar soluciones integrales para combatir el fenómeno de la violencia y demás conductas que afectan el pleno desarrollo de nuestros jóvenes”, concluyó.

Para erradicar el acoso escolar en los diversos niveles educativos en el estado de Nuevo León, y disminuir las crisis de inseguridad en los planteles, la diputada Tabita Ortiz Hernández, del Grupo Legislativo de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Educación del Estado de Nuevo León.

Lo anterior, para que sea obligación del Estado, vigilar que en el interior o en los alrededores de los planteles educativos no se distribuyan ni se consuman drogas psicotrópicas o enervantes, así como evitar la portación de armas de fuego y/o objetos punzocortantes, evitando hechos en donde los alumnos atenten contra su vida, e incluso contra la de sus compañeros y maestros.

“Ante la falta de un indicador que mida factores de riesgo que puedan conducir al acoso escolar, es importante que los planteles educativos de la entidad cuenten con un indicador que proporcione a los directivos y al personal docente una herramienta para tomar decisiones para garantizar la seguridad de sus estudiantes y su personal”, señaló Ortíz Hernández.

Así mismo, busca crear un sistema de mediación que sirva a las autoridades y docentes para prevenir este tipo de conductas esto, agregando la fracción XX al Artículo Tercero de la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar del Estado de Nuevo León, incluyendo el término “Bullyingtómetro”, como el medidor de indicadores de riesgo en materia de acoso escolar, mediante una escala mensurable que permita emprender las acciones adecuadas por parte del personal escolar para garantizar la seguridad en los planteles educativos.

“El ‘Bullyingtómetro’, tiene por objeto detectar e intervenir con acciones para combatir el acoso escolar. Ello, al estructurar y fortalecer las herramientas de aplicación y medición del acoso escolar, para que en tiempo y forma se prevengan futuras fatalidades”, agregó.

Y dijo, que mediante esta reforma, se busca incluir las conductas asociales, las cuales se refieren al individuo con una fuerte falta de motivación para participar en la interacción social y/o la preferencia por las actividades solitarias.

“Finalmente, compañeros Diputados, la juventud de Nuevo León merece tener un libre desarrollo en su etapa académica, pero también, debe contar con los medios para ello. Por ese motivo, es que desde la esfera competencial del Poder Legislativo, debemos hacer lo necesario para generar mecanismos que salvaguarden su integridad física, buscar soluciones integrales para combatir el fenómeno de la violencia y demás conductas que afectan el pleno desarrollo de nuestros jóvenes”, concluyó.

1 Comentario

  1. enero 11, 2020 - 2:06 pm

    Un post muy interesante. Gracias por la información. Un cordial saludo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *