Inicia huelga de hambre en recinto del Congreso

Porque el Gobierno del Estado se ha negado a regularizar la situación de las tierras de unos 25 mil habitantes del municipio de Hidalgo, el consejero nacional del PRD, Aníbal Garza inició una huelga de hambre en el interior del Congreso Local en demanda de que los diputados intervengan para solucionar el problema que data de más de medio siglo.

Garza que encabeza como representante jurídico el movimiento de los vecinos para regularizar la tierra considera al Poder Legislativo como la última instancia con la que se busca resolver un problema social y lega.

Ante la nula respuesta de las autoridades a su petición de audiencia hecha el 15 de julio pasado, los hidalguenses volvieron al Congreso en donde de manera silenciosa protestaron con pancartas cuando los diputados sesionaban.

La demanda es exigir que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón instale una mesa de diálogo entre los ejidatarios, tenedores de los títulos de propiedad de más de ocho mil hectáreas, y los más de 25 mil habitantes afectados por la carencia de una resolución sobre el caso.

Los afectados acudieron en reiteradas ocasiones a las instalaciones del Palacio de Gobierno y al Tribunal Agrario, para demandar que esas dependencias y autoridades les certifique la legalidad de sus propiedades.

También se han manifestado ante autoridades judiciales federales, para que revisen los expedientes donde se otorga la propiedad legítima del ejido Hidalgo, a fin de que se modifique un decreto y se beneficie a más de 25 mil habitantes del municipio.

En reiteradas ocasiones se ha pedido una audiencia con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón para que instale una mesa de negociación para la regularización de ocho mil 300 hectáreas de esa entidad; problemática que aqueja a todos los habitantes.

Se llevan más de 50 años sin certeza jurídica sobre sus predios, por lo cual los habitantes de Hidalgo, le volvieron a exigir al Gobierno del Estado su intervención para resolver los conflictos que tienen con ejidatarios de esa zona y regularizar sus propiedades.

Mencionó que los ciudadanos de Hidalgo, municipio a unos 42 kilómetros al norte de Monterrey, tienen temor de perder sus propiedades por su situación legal, por lo que piden el apoyo del gobierno estatal, en específico, del organismo de Fomerrey.

“Tienen más de 50 años exigiendo que se les resuelva su situación jurídica y puedan tener certeza jurídica sobre sus predios. Son 5 mil familias de 19 colonias las afectadas por esta situación y en espera de recibir algún tipo de apoyo legal por parte de las autoridades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *