La otra cara de la frontera: un “sube y baja” entre México y EEUU unió a las familias

La frontera entre México y Estados Unidos puede ser un lugar peligroso plagado de contrabandistas, secuestradores y traficantes de personas. Pero, según el arquitecto, Ronald Rael, también es un espacio divertido.

Para mostrar dicha descripción, Rael instaló tres sube y baja en al área entre  Nuevo México (EEUU)  y Ciudad Juárez, Chihuahua (México).

Los “balancines” de color rosa brillante, son parte de un proyecto del colectivo estadounidense Chopeke, que pretende mostrar el balance natural que hay entre las familias mexicanas y del país vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.