La filtración de un chat grupal sexista y homófobo del Gobierno desata un terremoto político en Puerto Rico

Un terremoto político azota a Puerto Rico. La filtración de un chat lleno de comentarios machistas y homófobos, en el que participaba el gobernador puertorriqueño, Ricardo Rosselló, y miembros de la cúpula de su Administración, ha desatado una ola de indignación en el Estado. El Telegramgate explotó la semana pasada, justo después de que el FBI arrestara a dos exfuncionarios de Rosselló como parte de una investigación federal de corrupción. Ambos episodios han movilizado a personalidades boricuas de la talla de Ricky Martin, Lin-Manuel Miranda y Bad Bunny, quienes han adoptado un papel muy activo en las protestas de la calle y han confirmado su participación en la manifestación prevista para la tarde de este miércoles frente al Capitolio, en San Juan.

En la marcha prevista para esta tarde frente al Capitolio participará Ricky Martin, quien ha dicho que Puerto Rico no puede estar en manos de estos “líderes”, cuyo comportamiento en el chat “es completamente repudiable y denotan el carácter y personalidad intolerante, arrogante, prepotente, homofóbica, machista y violenta de cada uno”. Bad Bunny, quien viajó a Puerto Rico para participar en las protestas, lanzó una canción junto a Residente (de Calle 13) contra Rosselló titulada Afilando cuchillos. El tema critica la hipocresía de los políticos boricuas y reza: “Si todo el pueblo quiere que te vayas y tú te quedas, entonces estamos en dictadura”. Luis Fonsi, el reguetonero Wisin y Daddy Yankee también han enviado mensajes para exigir la renuncia del gobernador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.