China pateó el tablero en la negociación comercial con EEUU: quiere modificar casi todos los acuerdos previos

El cable diplomático de Beijing llegó a Washington en la noche del viernes, con ediciones sistemáticas a un borrador de acuerdo comercial de casi 150 páginas que haría estallar meses de negociaciones. Fue una forma de volver a poner en tela de juicio a todo lo avanzado en las complicadas negociaciones entre las dos principales potencias económicas del mundo. El gobierno de Donald Trump reaccionó con molestia y la tensión hizo temblar a las bolsas de todos los continentes.

El documento estaba plagado de reversiones por parte de China que socavaron las demandas centrales de Estados Unidos, según informaron a Reuters fuentes del gobierno estadounidense y otras tres del sector privado conocedoras de las conversaciones.

En cada uno de los siete capítulos del borrador, China eliminó sus compromisos de cambiar las leyes para resolver las quejas principales que llevaron a Estados Unidos a iniciar la guerra comercial: robo de propiedad intelectual y secretos comerciales estadounidenses, transferencias forzadas de tecnología, política de competencia, acceso a los servicios financieros y manipulación cambiaria.

Según se conocía hasta unos días atrás, solo estaba pendiente la discusión por el método de revisión de cumplimiento del acuerdo. Pero China decidió cambiar puntos que, se supone, ya estaban definidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.